Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las 5 plantas más usadas para hacer cuero vegano

Siempre se ataca el cuero vegano diciendo que es todo plástico y es de peor calidad que el cuero de origen animal pero, ¿es esto cierto? 

Gracias al desarrollo y la innovación de nuevos materiales de origen vegetal, cada vez podemos encontrar más opciones de cuero vegano hecho con un mayor porcentaje de origen vegetal, sostenibles y por supuesto, sin necesidad de explotar a millones de animales al año. 

Además, al utilizar los desechos o residuos de otras industrias, no se necesita más tierra, agua ni pesticidas para producir estas materias primas por lo que son opciones mucho más sostenibles. 

Aquí descubrimos las 5 plantas más usadas para fabricar cuero vegano pero afortunadamente esta lista no deja de crecer.

Tabla de contenidos

Cuero vegano de piña: Piñatex

Creado en Filipinas por la Dra. Carmen Hijosa en busca de una opción más sostenible al cuero animal, nace una de las opciones más conocidas y extendidas en más tiendas conocida como Piñatex. 

A partir de las hojas desechadas durante la cosecha de la piña, se extraen las fibras, se lavan, secan al sol y se les someten a un proceso de purificación. 

Tras un tratamiento mecánico se obtiene una malla compuesta por 80% hoja de piña + 20% ácido poliláctico (PLA) a base de maíz. Finalmente, se colorea con pigmentos GOTS y se aplica una resina para dar durabilidad y resistencia al agua. 

Piñatex ofrece una opción de cuero vegano, hecho de residuos, de forma ética, consciente y sostenible. 

Hojas de piña al sol y bolso de cuero vegano de Momoc
Bolso de Momoc hecho con Piñatex, deshechos de la cosecha de la piña.

Cuero vegano de manzana

Al norte de Italia, la región de Tirol es conocida por sus grandes producciones de manzanas para mermeladas y zumos. Sin embargo, hasta hace unos años, se desperdiciaban grandes cantidades como “sobras”. 

La empresa Frumat decidió recolectar estos restos (las semillas, el corazón y la piel)  y crear una nueva materia prima como alternativa vegana al cuero. 

Los restos de la cosecha son triturados y secados hasta llegar a un polvo fino en forma  de lámina el cual se mezcla con poliuretano. El cuero de manzana tiene como mínimo 50% de fibra de manzana reciclada y el resto de poliuretano. 

En 2018, el número de vacas, terneros, búfalos, cabras y cerdos sacrificados por su piel para fabricar cuero aumentó a más de 2.290 millones en todo el mundo, según la FAO.

El material resultante es muy duradero, resistente a los rayos UV y muy flexible por lo que si buscas alternativas similares en cuanto a aspecto y textura, ¡esta es una buena opción! 

Cada vez podemos encontrar que más marcas veganas usan cuero de manzana como alternativa para sus productos.

Corazon de manzana y botas negras de cuero vegano de Viron
Botas de Appleskin, cuero vegano de manzana de Virón.

Cuero vegano de cactus

Investigadores en México fabrican un cuero a partir del nopal, un cactus que crece de forma natural en diferentes regiones, no necesita herbicidas ni pesticidas. 

Se trata de una planta higroscópica, no necesita más agua de la que es capaz de absorber del medio ambiente. 

Las hojas ya maduras del nopal se cortan, limpian, secan al sol y se procesan y en 6-8 meses vuelven a crecer hojas nuevas. 

El producto final puede tener hasta un 68% de orígen orgánico y el resto puede estar compuesto por algodón reciclado o poliéster para dar más resistencia y durabilidad. 

Cactus nopal y zapatillas blancas de Vegtus
Zapatillas blancas de Vegtus de cuero vegano hecho de nopal.

Cuero vegano de maíz

El cuero de maíz se produce a partir de los desechos no comestibles de la industria del maíz, como hojas y tallos. Durante el proceso, se fermenta y transforma los almidones presentes en el maíz en un material biodegradable con propiedades similares a las del cuero de origen animal.

Se pueden encontrar cada vez más opciones de cuero vegano hecho de maíz con porcentajes de materia orgánica de hasta el 70%

El producto final es muy agradable al tacto y en el caso del calzado, súper cómodo.

Mazorcas de maiz y botas de cuero de maiz de Beflamboyant
Botas de Beflamboyant hechas con cuero de maíz.

Cuero vegano de hongos

Un equipo de científicos e ingenieros han transformado el micelio en cuero hecho con hongos llamado Mylo. El micelio es la estructura subterránea de las raíces de los hongos que proporciona nutrientes a plantas y árboles.

Está red 3D es procesada, curtida y finalmente coloreada para producir un material de piel de hongos. Puede adoptar diferentes texturas o colores y tiene una estética en cuanto al tacto muy similar al del cuero animal. 

Está diseñado para que tenga un mínimo impacto medioambiental y por supuesto ser 100% libre de sufrimiento animal. A esto se le añade que su proceso de producción es mucho más rápido y fácil ya que sólo tarda 2 semanas en crecer.

A diferencia de Pinatex y Apple Leather o cuero de manzana, Mylo no se crea a partir de residuos, sino que el material es completamente biodegradable y no tóxico. De momento sólo lo usan firmas como Stella McCartney pero todo llegará.

Hongo con raices y bolso negro de Stella McCartney
Bolso de Stella McCartney hecho de Mylo, cuero de hongos.

La industria del cuero explota a millones de animales al año para fabricar bolsos, cazadoras y calzado sin ninguna necesidad. 

Gracias a la innovación y creación de nuevos materiales, cada vez existen más opciones de origen vegetal que ofrecen productos finales con las mismas características sin ningún sufrimiento animal. 

Si el objetivo es crear un material que sea vegano, sostenible y sin depender del plástico, necesitamos apoyar a marcas que apuestan por estas opciones para que sigan investigando y creando alternativas hasta conseguirlo.

FUENTES: